viernes, 4 de mayo de 2012

El multiengaño y los trabajadores: esa historia de siempre

El multiengaño y los trabajadores: esa historia de siempre - El Mostrador

El punto es que el Gobierno ha presentado un proyecto para solucionarlo. De su sola lectura se sigue que es para todo lo inverso —la ya clásica letra chica—: a los trabajadores no les bastará probar que su empresa es un solo empleador, porque el Gobierno ha tapizado el proyecto de requisitos —que, en rigor, son trabas— para que los trabajadores no puedan derribar el fraude tan fácilmente. Para ponerlo en simple: aunque los trabajadores acrediten que todas estas razones sociales son un solo empleador —porque tienen un solo jefe, por ejemplo, que los manda a todos—, de igual modo, no podrá negociar en un único proceso de negociación colectiva. El proyecto exige que, además, los trabajadores demuestren que se trata “del mismo negocio específico” o de “negocios directamente complementarios”. De más está decir, que los abogados de estas empresas se frotan las manos de cómo se las ingeniaran para decir que, pese a ser un solo empleador “sus negocios no son el mismo” o “o no son complementarios” —la sección corbatas no es complementaria de las sección lavadoras, ambas pueden funcionar por separadas, dirán con satisfacción prendiendo un velita al altar de Matthei—.

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815