jueves, 25 de febrero de 2010

El gran problema de la innovación

Extraído de Libro de Notas

La distribución de letras en un teclado típico occidental se denomina Qwerty, y recibe este nombre por la concatenación de las seis primeras letras comenzando arriba a la izquierda. Esta distribución no se debe a criterios ergonómicos –es decir, de facilidad para el humano al teclear, ni siquiera de velocidad–. De hecho las primeras máquinas de escribir utilizaban una ordenación alfabética, sin duda mucho más fácil de aprender. El problema era técnico. Con una ordenación alfabética, las varillas de las máquinas de escribir se atascaban al teclear a mucha velocidad.

August Dvorak patentó una nueva distribución de teclado, denominada Dvorak Simplified Keyboard (DSK) en 1936, utilizando para ello un estudio ergonómico que sugería una mayor velocidad de escritura y una mejor distribución de trabajo entre las dos manos, intentando responder a los problemas achacados tradicionalmente al Querty.

Pero una vez desaparece el problema técnico de la impresión con varillas, cuando se popularizan los ordenadores, el teclado Querty se mantiene. ¿Por qué? Es obvio: el esfuerzo de aprender una nueva distribución de teclado es demasiado grande.

Leer más AQUÍ

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815