martes, 22 de diciembre de 2009

Abandonando la Neutralidad Tecnológica

Extraído de Asociación civil Software Libre en Argentina

Porque además un Estado neutral, es un Estado que no decide, es un Estado ausente, es un no-Estado. Ni fu ni fa, que gobierne el mercado (y que el Estado lo financie...)

Analicemos las posibilidades de mantener la neutralidad en la acción, considerando dos ejes, el temporal y el espacial. El eje temporal me permite ser neutral hasta el análisis de factibilidad, pruebas de concepto, etc. de tecnologías posibles, pero a partir de un punto, selecciono en cada proyecto una tecnología, y ahí dejo de ser neutral, eso hay que tenerlo claro, exigir neutralidad a lo largo de todo un proyecto es "neutralizar" el proyecto, es decir, impedirlo. Por otro lado, el eje espacial - alcance geográfico/jerárquico - delimitaría hasta donde puedo ser neutral y hasta donde no, es decir, un decreto o una ley nacional eligiendo cierta tecnología podemos convenir que sería contrario a la NT, pero que pasaría si lo hace sólo una provincia [3], o si lo hiciera sólo un organismo de gobierno [2] ¿esto sería neutral o no? Y finalmente, llegando al punto más pequeño, si un organismo seleccionara cierta tecnología para usar en un proyecto en particular, ¿violaría esto la NT? [4]. En algún punto SIEMPRE hay que abandonar la neutralidad, porque si no la defensa de la neutralidad a ultranza, neutraliza toda acción.

Leer nota completa AQUÍ

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815