viernes, 16 de octubre de 2009

Resulta que no provenimos del mono

Noticia extraída de Linux-Party

Los homínidos y los monos tuvimos una evolución diferente (eso defienden ahora algunos científicos), siendo ambos posteriores al tronco común.

Ardi, con 4,4 millones de años es anterior a Lucy, con 3,6 millones de años.

La madeja de la evolución humana se va desenredando. La abuela 'Lucy' ya no es el homínido más antiguo conocido. Ahora 'Ardi', una frágil 'mujer' de 50 kilos y apenas 120 centímetros se ha ganado el título de bisabuela.

Ardi vivió en Etiopía, a 225 kilómetros al Noroeste de Addis Abeba y a 60 kilómetros de donde se encontraron los restos de Lucy, un millón de años más joven y considerada, hasta ahora, el antepasado del hombre más remoto.


Es la estrella de la edición de esta semana de la revista Science, a la que dedica su portada y 11 artículos, en los que han participado 47 investigadores de 10 países.

Ardi pertenece a la especie homínida Ardipithecus ramidus que, según los análisis de los restos del cráneo, dientes, pelvis y manos, tenía una mezcla de rasgos compartidos con sus predecesores y otros con los homínidos posteriores.

Lo más llamativo es que varios de éstos no aparecen en los simios africanos de la época moderna, tal vez porque hayan evolucionado rápidamente desde que compartimos el último ancestro común.

Por tanto, quizás estos primates no sean un buen modelo para comprender nuestra propia evolución.

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815