martes, 10 de junio de 2014

La educación entendida como actividad privada | Prismas

La educación entendida como actividad privada | Prismas

“En la educación, los padres y los hijos son los consumidores y el administrador de las escuelas y los profesores los productores”, planteaba Milton Friedman en Libre para Elegir; he ahí un caleidoscopio, que exhibe las distintas facetas del pensamiento neoliberal. Por un lado, una actividad humana como la educación se reduce a mera actividad económica, a transacción entre individuos. El individualismo es un punto notable; en efecto, para Friedman, la sociedad no es más que la colección de todos los individuos. La educación tendría como función valorizar el “capital humano”, existiría por y para el mercado. En este contexto, las familias buscan a los mejores oferentes, aquellos cuya formación resulta más rentable como inversión; la lógica es la del beneficio personal. Los administradores de escuelas y los profesores se limitan a “producir” este bien económico. El Estado, en este esquema, es mero fiscalizador, a lo más garante de que todos reciban algo de educación. ¿Suena familiar, no?

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815