domingo, 24 de febrero de 2013

Los días más oscuros de Pablo Mackenna

Los días más oscuros de Pablo Mackenna | Nacional | LA TERCERA

Cuando la fiscalía ve el video, la mañana de ese lunes, yo estoy preso, formalizado y hay 250 periodistas afuera. Y ahí recién deben haber dicho: ‘Nos acabamos de mandar un condoro...’. ¿Por qué? Porque un fiscal no se quiso levantar de la cama para ver el video. Y esa es su pega. O por lo menos debería haber pedido inmediatamente los antecedentes de la madre de la niña, que son impresentables, y un empadronamiento de los testigos. Pero no los pide. Los testigos aparecen de manera espontánea en televisión, en Twitter. Yo tengo que ubicarlos y pedirle a la fiscalía que los interrogue. También les pedí que interrogaran a la niña. Cuando lo hacen, cinco días después, la niña desmiente todo. Dice que no hay ningún acto de connotación sexual, que ella está bien y feliz. Y aún más: cuando le preguntan qué quiere de la vida -los niños quieren ser astronautas, enfermera, etc.- ella lo único que quiere es estar junto a su mamá, su hermana y su abuela. Ahí te das cuenta que tiene a una mamá diciéndole: ‘Mira pendeja, si no decí’ esto, te vái a separar de mí’.

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815