miércoles, 21 de noviembre de 2012

La Teletón y las ISAPRES


Ya comenzó la campaña de la Teletón. En los primeros años (plena dictadura) las imágenes que se utilizaban para conseguir recursos económicos se basaban en el sufrimiento y la desgracia de las personas y, especialmente, de los niñitos con alguna discapacidad. En cualquier parte de mundo aquella táctica podría entenderse y sentirse como una manipulación horrorosa y como una falta de respeto hacia las personas que necesitan apoyo. Afortunadamente  eso ha cambiado y hoy se trata de sensibilizar a la población destacando valores como el esfuerzo, la capacidad de superación, la solidaridad, etc. Un punto a favor de la Teletón actual.

De todos modos, aún cuando comparto plenamente la intención de ayudar y entregar oportunidades a quienes lo necesitan, nunca he aceptado la forma en que se lleva a cabo esta campaña ni todo aquello que la rodea. Para qué entrar en detalles. Podría escribirse un libro o crearse una película completa (preferentemente, de comedia o de humor) mostrando la patética lucha por aparecer en la pantalla de muchos egos: artistas, animadores y personajes del jet set criollo; o la hipócrita generosidad de las empresas, que desean mostrarse como entidades sensibles cuando todo el mundo conoce su tendencia a la depredación, al abuso y al monopolio del poder y del dinero.

Lo reconozco: jamás he dado ni un solo peso a la Teletón y no experimento ningún tipo de culpa o de remordimiento (y por qué habría de sentirlo). Este año, sin embargo, quisiera que las cosas fueran diferentes. Quisiera colaborar. Sé de personas que se han favorecido, en alguna etapa de sus vidas, de los tratamientos y de la infraestructura que ofrece la Teletón en diferentes partes de Chile. Por ende, hay un beneficio que llega a la gente que lo necesita. Ahora bien, para que este beneficio realmente valga la pena, no puede traer consigo un perjuicio mayor del bien que produce. Si la Teletón funciona como una corporación privada, sin fines de lucro, que sirve para complementar un sistema público de salud que no alcanza a satisfacer los requerimientos de toda la gente, porque los recursos no son suficientes o porque un país como el nuestro tiene prioridades aún más "urgentes", ¡bienvenida y bendita sea la Teletón!. Pero si lo que hace es contribuir a validar y mantener un sistema de salud privado que, entre otras cosas, justifica el lucro de las ISAPRES, desmantelando y deteriorando la salud pública, !fuera la Teletón y don Francisco! ¡Fuera toda la farándula con sus mensajes oportunistas y sin contenido!. Al menos de mi tele y de mi vida. No basta con que la Teletón sea sin fines de lucro. Como corporación privada relacionada con la salud y el bienestar de la gente, también es su problema el abuso que hoy cometen las ISAPRES con los chilenos. Es también su problema las perversas utilidades (más de US$ 66.000 millones) que han obtenido las ISAPRES en lo que va del año 2012, mientras la gran mayoría de los chilenos debe soportar una atención médica precaria y discriminatoria.

En este año 2012, me gustaría colaborar con la Teletón, sin embargo, antes necesito escuchar que alguna de sus voces autorizadas, alguno de sus líderes, se pronuncie respecto al abuso y la falta de humanidad con que funciona hoy en día el sistema de salud en Chile. Considero que es lo menos que se puede pedir. Si realmente su prioridad es ayudar a las personas con discapacidad (y no su negocio particular), deben defender una salud pública digna, de buena calidad para todos y que entregue garantías permanentes, sin diferencias de condición física, económica, social o de edad.

Ojalá se produzca el verdadero "milagro", no el de una pantalla que sólo cuenta millones que nadie sabe exactamente cómo se reparten, sino aquel que tiene que ver con que este mega evento ayude, realmente, a terminar con el maltrato institucionalizado hacia las personas con menos oportunidades y, en especial, hacia los discapacitados.

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815