miércoles, 16 de mayo de 2012

La Corte Suprema observó lo que las autoridades regionales no quisieron ver

La Corte Suprema observó lo que las autoridades regionales no quisieron ver.

Chile es el único país del mundo donde el agua dulce es un bien que tiene precio en el mercado, según la constitución de la república y que, por lo mismo, hoy está en manos de las grandes corporaciones. El agua de los ríos de la patagonia NO es chilena, así de simple. Tenemos confianza en la creación de la coordinadora regional antirepresas, con delegados de Caleta Tortel, Villa Mañihuales, Guadal, Puerto Aysen, Bahia Murta, Chile Chico, Puerto Tranquilo, La Junta y Puyuhuapi y gestionada principalmente por jóvenes de la región. Uno de los objetivos de esta coordinadora, es que sea la región de Aysen quien decida sobre estos proyectos. Tenemos confianza también en que la Mesa Social, dentro de la cual hay gente que está a favor de las represas y también gente que está en contra, diga algo y pelee por el punto cuatro de la misma manera que ha peleado los puntos de salud , vivienda, educación. El punto 4 es tal vez el más futurista, el más fundamental y el que menos recursos económicos requiere. Porque se trata de una declaración de intenciones y definiciones de la vocación de la región de Aysén para Chile. Por lo mismo, sabemos que será uno de los más difíciles. Para terminar, como siempre en estos tiempos, surgen ahora las preguntas: ¿Quién será responsable de las irregularidades confirmadas por la Corte Suprema ? ¿Quedará en la impunidad "el error" administrativo? ¿Será igual que en el caso de los heridos por agresiones de las fuerzas especiales?

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815