domingo, 6 de mayo de 2012

Chile, un país donde la “paz social” es por adormecimiento de la gente, no por su bienestar


Hace pocos días el gobierno argentino volvió a nacionalizar YPF, que estaba en manos de capitales españoles. Inmediatamente aparecieron reacciones en nuestro país, que no es ajeno a estos temas, ya que durante la dictadura militar y luego bajo los gobiernos de la Concertación, se privatizaron recursos claves, como el cobre, la electricidad, la telefonía, el agua, etc.

Los chilenos sabemos y lo podemos ver en lo cotidiano, que todas estas privatizaciones, con su respectiva enajenación de recursos al Estado, han tenido costos altísimos para la sociedad: cuentas de luz, agua y gas muchísimo más altas que en cualquiera de los países vecinos; salud y educación cara y de mala calidad para la gran mayoría de la población; nuestros derechos de agua en un 90% en manos de transnacionales extranjeras; empresas concesionarias a cargo de nuestras carreteras que abusan de la gente, con uno de los costos por km más altos en todo el mundo y con un sistema de justicia local que está en función de defender los intereses de los privados. Y así, suma y sigue, una multiplicidad de otros ejemplos de abuso que los chilenos día a día debemos enfrentar.

Sin embargo, es paradójico escuchar cómo muchas de las personas que se quejan de la calidad de la educación y de las carreteras concesionadas, luego aparecen diciendo, con un tono casi como de orgullo, que en Chile lo de YPF no podría suceder porque somos un país “confiable”, donde respetamos las “reglas del juego”. ¿Confiables para quiénes? ¿De qué reglas del juego hablan? Francamente es demencial. ¿Cómo podemos jactarnos de un abuso que se comenzó a institucionalizar en plena dictadura, bajo la ley del garrote y que siguió haciéndose a las espaldas de la gente durante los Gobiernos de la Concertación? ¿O es que acaso todas estas multinacionales se han instalado acá porque les interesa mejorar la calidad de vida de la gente? ¿Acaso Endesa España (que ahora es Italia) se ha apropiado del 90% de los derechos de agua porque le interesa la agricultura sustentable y a escala humana? No. Ellas siguen la lógica del sistema económico: reducir costos y maximizar ganancias. Los famosos inversionistas que tanto cuidamos, les importa un huevo el bienestar de los países o las comunidades donde han invertido. Lo único que les importa son sus dividendos, sus propias utilidades. Que todavía hayan despistados que creen que a través de ese interés depredador y entrópico se pueden generar beneficios al conjunto, es un gran problema. Y lo peor de todo es que parece que de estos despistados está lleno.

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815