viernes, 13 de enero de 2012

Cambiar para que todo siga igual

Cambiar para que todo siga igual | Opinión | La Tercera Edición Impresa

EL PROYECTO de Superintendencia de la Educación Superior presentado por el ministro de Educación, Harald Beyer, es totalmente insuficiente y debe ser rechazado por cuanto no termina con el lucro en la educación superior; al contrario, blanquea el negocio de las universidades privadas, haciendo oídos sordos a las demandas de los chilenos y chilenas que pedimos un cambio real en nuestro sistema educativo.

El 7 de agosto del 2011, el recién asumido ministro de Educación, Felipe Bulnes, fue al programa Tolerancia Cero y planteó que se proponía poner fin al lucro en educación superior. Fue sumamente enfático y claro al respecto. Parecía difícil creer que él, como parte del gabinete de un gobierno donde tres ministros activos tienen lazos con universidades que lucran, pudiera emprender semejante tarea.

Tuvieron que pasar cinco meses para que supiéramos que nuestra intuición no fallaba. El proyecto de Superintendencia de Educación Superior, elaborado por el ex ministro Bulnes, y presentado por el actual ministro Beyer, marca un paso más en la senda del gobierno de Sebastián Piñera de cambiar las cosas para que todo siga igual.

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815