miércoles, 21 de diciembre de 2011

Viejos y pobres: el lado B del cumpleaños número 30 de las AFP

Viejos y pobres: el lado B del cumpleaños número 30 de las AFP - El Mostrador

Trabajó toda su vida como profesora de Castellano y Lenguaje en colegios de Peñalolén y los últimos 25 años sólo en el Mariano Egaña, en Grecia. Tenía un sueldo que llegaba a los $ 800.000 y en promedio, durante toda su vida, nunca bajó de los $ 500.000. Sin embargo, desde que jubiló –en noviembre de 2007– gana menos de $ 200.000 que se transforman en $140.000 con los descuentos de su isapre, Consalud.

Es una realidad a la que se han tenido que enfrentar algunos pensionados. Son los mismos que no tienen nada que celebrar en el cumpleaños número 30 de la creación del sistema de AFP que está vigente desde noviembre de 1980 y cuya misión principal es, según lo dice el mismo sitio de la Superintendencia de Pensiones, “asegurar un ingreso estable a los trabajadores que han concluido su vida laboral, procurando que dicho ingreso guarde una relación próxima con aquél percibido durante su vida activa”.

¿Qué relación tiene $800.000 con $140.000? Son números similares los que muestra la propia Superintendencia de Pensiones en su página web. De acuerdo a las cifras, la remuneración promedio de un cotizante dependiente es de $ 507.948, pero el promedio de una pensión es de $ 176.456.

La conclusión del ingeniero comercial y encargado del área de Protección Social del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda), Gonzalo Cid, no es otra que ésta: “Después de tres décadas este sistema ha llevado a que un chileno o chilena  cuando se jubile quede pobre”.

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815