lunes, 14 de noviembre de 2011

La violencia intrafamiliar y el silencio de Sernam

La violencia intrafamiliar y el silencio de Sernam - El Mostrador

El cambio de gobierno introdujo, sin embargo, un giro en el abordaje del tema evidenciado en las campañas masivas de Sernam. En ellas el foco vuelve a estar en la relación de pareja, marcando un retroceso en la comprensión del fenómeno al presentarlo como susceptible de ser resuelto en el dominio privado. La apuesta va más allá: la solución podría ser unilateral, estando en manos del propio agresor, dado que el delito se asimila a un “desorden” en su masculinidad (“Maricón es el que le pega a una mujer”), que puede ser superado por la voluntad y decisión de “rehabilitarse”.

La factura de la campaña es impecable. La recordación, fundamental en cualquier estrategia publicitaria, muy alta. El problema son los resultados concretos: los casos de VIF registrados en el último trimestre crecieron tanto como los de robo con fuerza y se inscriben en el tercer lugar de los delitos de mayor ocurrencia.

Convendría entonces evaluar y ajustar la actual estrategia, no marearse con las alturas de las encuestas y retomar de una vez la abandonada agenda de género, dando sustancia y coherencia a la acción del Estado en esta materia para frenar la actual tendencia.

Resulta evidente que un campo abonado por la violencia intrafamiliar es fértil para los femicidios. Lamentablemente, la sola persecución del caso individual y la indignación mediática de la autoridad son claramente insuficientes para frenar su aumento.

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815