jueves, 28 de julio de 2011

La carta de los estudiantes que TVN se negó a leer

Queridos televidentes:
La posición impulsada por el gobierno, el llamado Gran Acuerdo Nacional de Educación, es una continuación del mismo sistema que ha originado la situación actual. No es un acuerdo, sino una decisión unilateral. No es una reforma, son migajas repartidas entre una población de hambrientos. No contempla puntos fundamentales de nuestro petitorio, e incluso lo contraría en el tema del lucro en educación. Es inmoral seguir entregándole sustento a uno de los modelos más inequitativos del mundo. Los más preocupantemente ideologizados son aquellos que han sido cegados por su convicción a tal punto que no son capaces de ver el abismo que está por delante, ni entender las evidencias que le advierten de las soluciones que están a mano.
A estas alturas la transparencia tan defendida por diversos miembros del gobierno parece más bien una fina capa de agua pantanosa, lo suficientemente turbia y perfumada como para ocultar a la sociedad el cadáver que esconde debajo que es nuestro modelo educacional. Reuniones cerradas con diferentes grupos de interés, separando a los involucrados, y sacando a la luz conversaciones parciales que confunden al público de las conclusiones reales originadas.
En esto los medios de comunicación han jugado un rol fundamental sirviendo de plataforma para los pequeños grupos de poder económico y político en su vergonzosa misión de ningunear, dividir, ideologizar, criminalizar, e incluso amenazar injustamente al movimiento estudiantil. Un movimiento que ha sufrido las deficiencias del sistema, que se ha esforzado por transmitir sus posturas en forma creativa por la vía pública alcanzando un apoyo mayor al 70% de la población general, que se ha vinculado con los diversos actores sociales involucrados, y que ha estudiado en profundidad las reformas necesarias para comenzar el trabajo en la construcción de un país más justo. Los medios de comunicación han traicionado a la ciudanía negándoles la posibilidad de informarse con verdad, privándonos a los sectores movilizados de hacer llegar nuestras demandas. Es lamentable presenciar como los medios han preferido amparar a la clase económica y política, guardando un silencio irresponsable, defendiendo intereses que están en directa contradicción con los nuestros, los de la ciudadanía. No queremos más silencio, el descontento es transversal.
Ante esta situación lo que proponemos es realizar un debate en cadena nacional, en donde puedan ser representadas las diferentes posturas respecto de la solución al desgastamiento del modelo educacional. A ver si es que a través de la información abierta hacia la sociedad podamos llegar realmente a un GRAN ACUERDO respecto de cómo sacar adelante a nuestra educación.

Fuente: La otra Prensa

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815