miércoles, 12 de mayo de 2010

The Clinic » No digas educación, di custodia. No digas escuela, di cárcel

POR EMILIO RIVANO FISCHER

Lavín al Ministerio de Educación. Vía Crucis, Joaquín… Pero, aquí estamos, para ayudarte a levantar el madero hacia el Gólgota: Nos dirigimos directamente a “mejorar la calidad de la educación”. Sabemos que Educación también es un Ministerio de Propaganda del aparato estatal. Pero nuestra Pasión es otra. No hay lugar a hipocresías. Vamos abiertamente a lo esencial. Toca coordinar todos los ministerios y direcciones encargados de las cárceles y la custodia forzada de la gente, es decir, por lo pronto, Educación, Justicia, SENAME, Gendarmería. Las funciones fundamentales que estas instituciones deben cumplir emanan del mismo fenómeno. De hecho, una jugada espléndida de transparencia y un golpe magistral contra el fariseísmo se obtienen si todas ellas se agrupan bajo el nuevo Ministerio de Gendarmería. Tanto las cárceles como las escuelas son recintos de custodia obligatoria. Ambas cumplen funciones primarias como las de confinar (cientos de miles de) personas que estorban o traban la producción, proteger la propiedad privada, evitar desórdenes públicos, permitir que la mano de obra productiva trabaje, disciplinar a la población trasgresora, inculcar valores de obediencia civil, registrar sujetos en relación a su conducta, capacitar en el penitenciario y reinsertar individuos luego de su penitencia. Por otro lado, ambas comparten una misma naturaleza física. El hacinamiento y el horror de las cárceles chilenas es una realidad que se produce también en las escuelas, sólo que en menor grado.

Leer más en:
The Clinic » No digas educación, di custodia. No digas escuela, di cárcel

No hay comentarios:

Barrapunto

Se ha producido un error en este gadget.

Licencia blog

Safe Creative #0906164028815